Seguidores

sábado, 12 de junio de 2010

SIMPLE

Contemplando la monótona apuesta de sol de cada día irrepetible, observo sus formas, ese color naranja que se va convirtiendo en un precioso violeta.
Mientras, lentamente, muy lentamente, aparece el negro cegador de la noche, sin olvidarnos de su fabuloso manto estelar.
Una ligera brisa trae consigo unas pequeñas hojas desprendidas de los árboles.
Nunca es nada igual.
Puedo comprender ahora perfectamente que hay un cambio permanente.

Cambios.
Todo esta repleto de cambios.
El mundo es cambiar.
Y que se lo digan a esos dinosaurios... ¿dónde quedarán?.
La metamorfosis continua que nos rodea es completamente sorprendente, abrumadora.
Ver cómo el universo crece, decrece, cae y desde luego se levanta.
¿Tienes miedo?
Planificar, decir adiós y por su puesto construir.
Lo último que debes hacer es temerlo.


¿El secreto?
Ser valiente


No hay comentarios:

Publicar un comentario